Telescopio E-ELT

E-ELT son las siglas de European - Extremely Large Telescope.
Los Telescopios Extremadamente Grandes se consideran mundialmente como una de las mayores prioridades para el estudio de la astronomía desde la Tierra.

En el año 1962, 14 países europeos (Alemania, Austria, Bélgica, Chequia, Dinamarca, España, Finlandia, Francia, Italia, Holanda, Portugal, Suecia, Suiza y Reino Unido) tomaron la decisión de aunar esfuerzos para afrontar los enormes gastos que requiere situarse en la cabecera de la investigación astronómica.
 
Estos 14 países fundaron una organización intergubernamental, la ESO (European Southern Observatory), que desde entonces está a la cabeza de los trabajos de astronomía. En español, la ESO se denomina “Organización Europea para la Investigación Astronómica en el Hemisferio Sur”.

Desde fines de 2005, ESO ha estado trabajando junto con más de 100 astrónomos y astrofísicos de los países miembros, para definir las necesidades que deberá satisfacer el nuevo telescopio gigante que se quiere inaugurar en el año 2017.

Una de las grandes incógnitas del año 2009 fue dónde se ubicaría este enorme telescopio que tendrá un ojo de 42 metros, cuyo espejo primario estará compuesto por 984 segmentos hexagonales de 1,45 metros cada uno.

Los emplazamientos candidatos fueron cuatro, pero los favoritos eran dos: la isla de La Palma en Canarias y el Desierto de Atacama en Chile. Ambas candidaturas tienen razones de peso para solicitar ser agraciadas con la elección. Finalmente, a principios del año 2011, se decidió instalar en Chile este megatelescopio.

 Este telescopio de diseño moderno y original tendrá una altura total de 60 metros y descansará sobre una base de 100 metros. Será el mayor telescopio óptico construido hasta ahora. El rendimiento, costo, cronograma y riesgo han sido evaluados con máximo rigor. El costo está estimado en 1.000 millones de euros.

El E-ELT será capaz de ofrecer una calidad de imagen sorprendente, gracias a un conjunto de poderosos instrumentos dotados con la última tecnología.
Su principal tarea será investigar los orígenes y naturaleza de las galaxias, pero también se buscará señales de vida en planetas situados fuera del sistema solar.

Telescopio ELT
Proyecto del futuro telescopio E-ELT


Los modernos dispositivos adicionales que tendrá el ELT facilitará estudios detallados de diversos asuntos pendientes de investigación como planetas alrededor de otras estrellas, objetos primitivos y muy lejanos, agujeros negros supermasivos, la naturaleza y distribución de la materia oscura y la energía oscura, la búsqueda de exoplanetas y el estudio de las fronteras de la física (gravedad intensa, variaciones de las constantes fundamentales, estructura del espacio-tiempo, etc.)

 

Con el E-ELT progresará significativamente el descubrimiento de planetas que orbitan alrededor de estrellas cercanas a la Tierra. Incluso podría lograrse la difícil hazaña de encontrar y estudiar planetas situados en la zona habitable de su estrella madre.

Tal podría ser el caso del sistema planetario detectado alrededor de la estrella enana roja Gliese 581.

El planeta Gliese 581c tiene un radio sólo 50% más grande que el de la Tierra y está situado en la llamada zona habitable de su estrella madre, es decir, donde puede existir agua líquida.

Se sabe que tarda sólo 13 días en completar una órbita alrededor de su estrella.

Gliese 581
Imagen artística de un planeta de la estrella Gliese 581

En conexión con ALMA, el Gran Conjunto de Radiotelescopios en San Pedro de Atacama, actualmente en construcción y que explorará las regiones más oscuras del Universo, el E-ELT aportará una visión maravillosa de la historia de la formación de galaxias y estrellas desde los comienzos del Universo.

Los cúmulos distantes de galaxias también proporcionarán información crucial para entender el origen y la historia temprana de nuestro Universo.

Los ELTs permitirán además mirar hacia el pasado y estudiar las galaxias más jóvenes, nacidas apenas 500 millones de años después del origen del tiempo y el espacio.

ALMA

Se espera que estos nuevos grandes telescopios proporcionen una vista de cuando nuestro Universo tenía solamente 780 millones de años de edad (se cree que actualmente tiene 13.660 millones de años).

El enorme poder colector de fotones del E-ELT hará posible detectar velocidades radiales en nubes intergalácticas de gas, iluminadas por cuasares distantes, que permitirá valorar con mucha precisión la aceleración cósmica del Universo.

Noticia del 9 de diciembre de 2011. Los órganos directivos del Observatorio Austral Europeo (ESO) acaban de aprobar en una reunión en Múnich (Alemania) su presupuesto para el año que viene, en el que se incluyen ya los trabajos preparatorios para ubicar el Telescopio Extremadamente Grande (E-ELT), el mayor que se construya en la Tierra, en el Cerro Amazones, en Chile, así como el desarrollo de algunos de los componentes ópticos que ya se han diseñado. Entre ellos un espejo de 40 metros de diámetro. Pulse aquí para ver la noticia completa.

ENLACES INTERESANTES

Observatorio ALMA en Chile
Portal web de divulgación, del Instituto de Astrofísica de Canarias
ESO Organización Europea para la Observación Astronómica en el Hemisferio Austral
Observatorio Nacional de España a la vanguardia de la investigación astronómica
La Ciencia avanzará notablemente con el E-ELT

Ir a la página inicial