Los neutrones

Los neutrones son componentes del núcleo de los átomos

El neutrón es un componente del núcleo de los átomos y está formado por dos quarks down y un quark up. El quark up tiene carga eléctrica +2/3. Los quarks down tienen cada uno carga eléctrica -1/3. Por lo cual, los neutrones tienen carga eléctrica resultante 0. (0 Coulomb)

Cada neutrón consta de un racimo de estos tres quarks enlazados por gluones (partículas en las que reside la interacción nuclear fuerte).
Su masa es algo mayor que la del protón: 1,675x10-27 Kg. Actualmente se prefiere utilizar como unidad de masa el gigalectrónvoltio y se dice que la masa del protón es 0,0009383 GeV. La masa del neutrón es 0,0009396 GeV.

Fuera del núcleo atómico, el neutrón es inestable y tiene una vida media de unos 15 minutos. Al desintegrarse, emite un electrón y un antineutrino,  después de lo cual queda convertido en un protón.

Neutrón
Neutrón formado por 3 quarks

Los neutrones forman, junto con los protones, los núcleos atómicos.

El neutrón interactúa con los protones a través de la fuerza nuclear fuerte, pero sin repulsión electromagnética, puesto que su carga eléctrica es cero.

El neutrón está presente en casi todos los núcleos atómicos. La única excepción es el hidrógeno que no tiene ningún neutrón en su núcleo.

Atomo

El neutrón fue descubierto en la década de 1930, en Alemania, Francia e Inglaterra, gracias a los trabajos de Walther Bothe y H. Becker, Irène Joliot-Curie y Frédéric Joliot,  James Chadwick. Con los resultados obtenidos en sus experimentos, dedujeron que era necesario aceptar que algunas de las partículas detectadas en algunas radiaciones obtenidas, tenían una masa muy semejante a la del protón, pero sin carga eléctrica. Se pensó que el neutrón era el resultado de la unión de un protón y de un electrón y que ambos formaban una especie de dipolo eléctrico.
 
Otros experimentos realizados posteriormente hicieron que se descartara la idea del dipolo y establecieron la naturaleza de los neutrones, tal como se acepta actualmente.

Los neutrones son fundamentales en las reacciones nucleares: cuando un neutrón impacta con un átomo fisible, se produce un mayor número de neutrones que causan a su vez otras fisiones en cadena. Si esta reacción se produce de forma controlada mediante el uso de un moderador en el reactor nuclear, es posible aprovechar la energía nuclear desarrollada.

Ir a la página inicial