Exploración del planeta Venus

La cercanía a la Tierra ha facilitado la exploración del planeta Venus

Después de la Luna, la más hermosa luminaria del cielo nocturno es, sin duda alguna, el planeta Venus. El que, cuando aparece muy junto a la Luna creciente, ha inspirado los versos más encendidos de todos los poetas que en el mundo han sido.

Esta belleza singular, junto con la relativa cercanía a la Tierra, reforzó las intenciones de explorarlo y de conocerlo con detalle en cuanto hubo la posibilidad de enviar sondas espaciales desde comienzos de los años 1960’s.
En el año 2000, cuando el escritor de ciencia ficción Ben Bova publicó su magnífico “Venus” relatando las aventuras de Alex Humphries en un futuro muy lejano, ya se conocían las principales características de la atmósfera y de la superficie de Venus gracias a las sondas que habían llegado hasta la superficie, a las que habían orbitado a diferentes alturas y a las naves espaciales que, en su viaje de paso a otros planetas, dieron unas vueltas alrededor de Venus.

Planetas
Venus y Luna
Hermosa imagen de La Luna y Venus, captada por el astrofotógrafo húngaro Tamas Ladanji el 27 de febrero de 2009 en Las Canarias y publicada en la web de "Noticias Gran Canaria".

LA URSS EN LA EXPLORACIÓN DE VENUS

Desde 1961 hasta mediados de los años 80’s, animada por el éxito del Sputnik, la URSS dedicó grandes esfuerzos (más de 20 sondas espaciales) a la conquista de Venus. Lamentablemente, la mayor parte de los lanzamientos terminaron en fracasos (no se puede hablar de sonoros fracasos, pues en esos años los soviéticos rodearon con un espero manto de silencio todas sus acciones). En esos años la tecnología de cohetes de lanzamiento y de telecomunicaciones estaba en pañales; además, al ser la órbita de Venus más cercana al Sol que la de la Tierra, cuando una sonda se acerca a Venus la velocidad aumenta notablemente y se requiere mucha precisión para el afinado de la trayectoria. Además, la atmósfera de Venus es muy densa y variable, por lo que no se presta bien a las maniobras de frenado atmosférico.

El 4 de febrero de 1961 la URSS inició los proyectos de exploración de Venus, lanzando la sonda Sputnik-7, la cual no consiguió salir de la órbita terrestre.

En los siguientes 20 años, la URSS no cejó en su empeño por explorar el planeta, con sondas que recibieron nombres de Sputnik, Venera, Cosmos y Zond. El Sputnik-8 pasó a sólo unos 100.000 km de Venus. La Unión Soviética no tuvo éxito con el Sputnik-19, ni con las sondas Cosmos 21, Cosmos 22 y Cosmos 27. Tampoco consiguieron los objetivos la Zond-1 ni la Venera-2 ni la Cosmos-96.

El 1º de marzo de 1966, la sonda soviética Venera-3 consiguió llegar a la superficie de Venus, aunque se estrelló contra ella, sin poder dar ninguna nueva información.

En 1967, la Venera-4 entró en la atmósfera de Venus y encontró que la presión en la superficie era mucho mayor de lo previsto (entre 75 y 100 atmósferas). Su batería se agotó mientras la sonda aún flotaba en la masiva atmósfera de Venus. Las Venera 5 y 6 se colapsaron por la alta presión a 18 kilómetros sobre la superficie.

Sputnik-7
Fotografía del Sputnik-7

El primer aterrizaje exitoso en Venus lo realizó la sonda Venera-7 el 15 de diciembre de 1970. Detectó en la superficie temperaturas de entre 457 y 474º C.

También tuvo éxito la Venera-8, que aterrizó en Venus el 22 de julio de 1972. Sus instrumentos indicaron que las nubes de Venus formaban una capa compacta que terminaba a 35 kilómetros sobre la superficie.

La sonda soviética Venera-9 entró en la órbita de Venus el 22 de octubre de 1975, convirtiéndose en el primer satélite artificial de Venus. Se descubrió que las nubes de Venus formaban tres capas distintas. Pocos días más tarde, el 25 de octubre de 1975, la Venera-10 también se puso en órbita de Venus.

En el año 1978, las Venera-11 y 12 volaron hasta Venus, dejando caer sus sondas el 21 de diciembre y el 25 de diciembre respectivamente.

Cuatro años más tarde, en 1984, las Venera-13 y 14 también realizaron trabajo similar.

El 10 de octubre de 1983, las Venera-15 y 16 entraron en órbita polar sobre Venus. Los datos recogidos por estas dos sondas proporcionaron el primer conocimiento detallado de la geología de la superficie de Venus, incluyendo el descubrimiento de grandes volcanes ocultos.

Venera-7
Fotografía de la càpsula de descenso Venera-7

A mediados de diciembre  de 1984, la URSS lanzó un par de sondas gemelas, la Vega-1 y la Vega-2, con el fin de orbitar cerca de Venus y luego encontrarse con el cometa Halley.

Seis meses más tarde, a mediados de junio de 1985, ambas sonda llegaron a unos 10.000 km cerca de Venus, lanzaron sus landers y aprovechando la fuerza de gravedad del planeta, tomaron dirección hacia el cometa Halley, al que interceptaron en marzo de 1986.

Sus vehículos de aterrizaje transportaban experimentos destinado a analizar las dos capas superiores de nubes y la corteza de Venus. Las nubes resultaron estar compuestas de gotas de ácido sulfúrico, aunque la capa inferior está compuesta probablemente por una solución de ácido fosfórico.

Los landers lanzados a la superficie del planeta estaban protegidos durante la fase de crucero y la entrada atmosférica en Venus por una esfera de protección térmica de 240 centímetros de diámetro.

Sonda Vega
Lander de la sonda Vega-1

LOS ESTADOS UNIDOS EN LA EXPLORACIÓN DE VENUS

La NASA ha lanzado cinco sondas a Venus (Mariner-1, Mariner-2, Mariner-10, Pioneer-Venus y Magallanes).

Además, en tres misiones que tenían como destino otros planetas, las sondas espaciales han sobrevolado Venus con el fin de profundizar en el estudio de sus características.

Representación artística de rayos en las nubes de Venus (publicada en Odisea Cósmica, de Carlos Perla.

El 22 de julio de 1962 la NASA lanzó la primera misión del programa espacial estadounidense con destino a Venus, la sonda Mariner-1.

En el momento del despegue inicial, se detectaron fallos mecánicos y hubo que destruirla.

Pocos meses más tarde, en diciembre de 1962, la Mariner-2, sobrevoló Venus a una distancia de 34.773 km y se convirtió en la primera sonda en transmitir desde las proximidades del planeta.

Con la información proporcionada por la Mariner-2, se estableció que Venus no tiene campo magnético y se midieron las emisiones térmicas de microondas del planeta.

Durante mucho tiempo, la NASA dejó de lado la exploración a Venus.

No fue hasta doce años más tarde, en febrero de 1974, cuando la sonda Mariner 10 sobrevoló a Venus en su camino de encuentro con Mercurio, que la NASA obtuvo fotografías de la atmósfera venusiana en ultravioleta, además de realizar con éxito otros estudios atmosféricos.

 

Mariner 1
Lanzamiento de la Mariner-1 (Cortesía NASA)

El 20 de mayo de 1978, la NASA envió la sonda espacial Pioneer Venus Orbiter. El 4 de diciembre de 1978, el orbitador de la Pioneer Venus quedó girando en una órbita elíptica alrededor de Venus. Transportaba 17 experimentos y funcionó 14 años hasta agosto de 1992 cuando, al haberse agotado su combustible de maniobra, hubo que dejarla entrar en la atmósfera de Venus, en donde se destruyó.

Poco después, y dentro de la misma misión Pioneer Venus, la NASA lanzó un vehículo denominado Venus Pionneer Multiprobe, que transportaba cuatro sondas que debían entrar en la atmósfera de Venus el 9 de diciembre de 1978. Pero sobrevivió al descenso una sola de ellas, la cual estuvo transmitiendo, desde la superficie, durante 45 minutos.

Venus Pioneer
Las 4 sondas del Venus Pioneer

En el año 1989, la NASA puso la sonda Magallanes a bordo del trasbordador espacial Atlantis, para llevarla hasta una órbita baja de la Tierra. Una vez puesta en órbita terrestre, uno de los motores le dio el empuje necesario para ubicarla en una trayectoria en dirección a Venus, adonde llegó el 10 de agosto de 1990.

Desde ese día y hasta el 12 de octubre de 1994, desde una órbita ubicada a 200 km de Venus y considerada la más segura, la sonda Magallanes empezó a tomar imágenes con técnicas de radar, de forma sistemática, hasta componer un mosaico completo con una cobertura del 98% de la superficie venusiana.
Las técnicas de observación radar empleadas permitieron a los científicos determinar las alturas de los principales accidentes geográficos. El conjunto de imágenes proporcionadas por la Magallanes son las más nítidas conseguidas hasta esa fecha y más numerosas que las obtenidas por todas las sondas anteriores.

El 12 de octubre de 1994 se programó que la nave se zambullera en la atmósfera de Venus para estudiar su dinámica. Los controladores de Tierra perdieron el contacto y se supone que la Magallanes se quemó en la espesa atmósfera venusiana.

Sonda Magallanes
La Magallanes antes de ser expulsada el Atlantis

Varias sondas espaciales en ruta hacia otros destinos han usado el método de sobrevolar Venus para incrementar la velocidad aprovechando el impulso gravitacional de este planeta. De paso, las sondas captaban datos de Venus y los enviaban al Centro de Control . Esto incluye a las misiones Galileo y Cassini.

La SONDA ESPACIAL GALILEO, en un gráfico facilitado por la NASA.

Sonda Galileo

El 18 de octubre de 1989, la NASA lanzó la misión Galileo con destino a Júpiter, la cual se componía de una sonda y de un orbitador.
La sonda sobrevoló Venus el 10 de febrero de 1990 a una distancia de 16.000 km. Finalmente, el 7 de diciembre de 1995, la sonda penetró casi 200 km al interior de la atmósfera joviana hasta que fue  destruido por las altas presiones y temperaturas, después de transmitir importantes datos acerca de la composición química y de la actividad meteorológica de Júpiter
.

El orbitador Galileo permaneció operativo hasta el año 2003, recopilando datos científicos de la atmósfera de Júpiter, de su campo magnético, del sistema de anillos y de lunas.

En especial, Galileo recopiló datos de las dos principales lunas (Ío y Europa).

Entre los descubrimientos científicos de la misión se encuentra el hallazgo de estructuras en la superficie helada de la luna Europa, que sugieren la existencia en ella de un océano de agua líquida.

En cambio, en el propio Júpiter, no se detectó la presencia de vapor de agua.

Sonda Galileo

LA SONDA ESPACIAL CASSINI-HUYGHENS

La misión Cassini-Huygens despegó el 15 de octubre de 1997 de la estación de Cabo Cañaveral. Tuvo como destino a Saturno y a la pasada por la cercanía de Venus, sobrevoló el planeta en abril de 1998, a 234 km y en junio de 1999, a 600 km.

En el examen de las radiofrecuencias emitidas por Venus, no se detectaron ondas en la gama de frecuencias de 0,125 MHz a 16 MHz, las cuales generalmente están asociadas a los relámpagos. A la vista de esos datos, se postuló que quizá Venus no tenga relámpagos. Hasta el año 2007, seguía siendo un misterio la no actividad eléctrica en forma de relámpagos en la atmósfera de Venus.

Cassini-Huygens es un proyecto conjunto de la NASA, la ESA y la Agencia Espacial Italiana. Se trata de una misión espacial no tripulada cuyo objetivo es estudiar el planeta Saturno y sus lunas. La nave espacial consta de dos elementos principales: la nave Cassini y la sonda Huygens. Entró en órbita alrededor de Saturno el 1 de julio de 2004.

Cassini-Huyghens
Reproducción artística de la Cassini acercándose a Saturno (imagen proporcionada por la NASA)

LA SONDA ESPACIAL MESSENGER

En agosto de 2004 la NASA lanzó la sonda espacial Messenger con destino al planeta Mercurio, pero con la misión de sobrevolar Venus. Lo hizo en dos ocasiones: el 24 de octubre de 2006, cuando pasó a 2.992 km de la superficie del planeta y, ocho meses más tarde, el 5 de junio de 2007 cuando se encontraba a una distancia de tan sólo 338 km.

Durante estos dos acercamientos, la sonda Messenger realizó diversas mediciones y fotografías. Para el segundo acercamiento, la ESA y la NASA habían programado varias observaciones conjuntas de la atmósfera de Venus. Con este objetivo, coordinaron los datos captados por la Venus Express (de la ESA) y la Messenger (de la NASA).

LA AGENCIA ESPACIAL EUROPEA EN LA EXPLORACIÓN DE VENUS

La primera misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) al planeta Venus, se denomina Venus Express, y se concretó el 9 de noviembre de 2005 con el lanzamiento de la sonda del mismo nombre: Venus Express.

Cinco meses más tarde, el 11 de abril de 2006, la Venus Express empezó a mandar imágenes del planeta, para así cumplir con uno de los principales objetivos de esta misión: realizar una cartografía completa de las temperaturas en la superficie del planeta.

Los excelentes resultados que ha dado la Venus Express, permitieron que la ESA decidiera sucesivas prolongaciones de su mantenimiento en órbita.

En el año 2009, se decidió prolongar oficialmente la misión hasta el 31 de diciembre de 2012.

Venus Express
Representación artística de la Venus Express (ESA)

ENLACES DE INTERÉS:

Imágenes de Venus obtenidas por sondas espaciales

VIDEO de 10 minutosde la BBC, exploración de Venus

VIDEO de 5 minutosde la BBC, segunda parte exploración de Venus

Ir a la página inicial