Solsticios, solsticio de verano, solsticio de invierno

Los solsticios son posiciones en las que el Sol parece que se ha detenido

Desde la más remota antigüedad ha habido hombres sabios que, además de observar los movimientos del Sol, fueron anotando las variaciones que ocurrían a lo largo del año. Una de las observaciones más útiles ha sido constatar que el Sol se detiene el 22 de junio en su paulatino avance diario hacia el norte (solsticio significa Sol detenido) y el 21 de diciembre en su paulatino avance hacia el sur.

Un ejemplo de ello es el monumento neolítico de Newgrange, que tiene unos 5.000 años de antigüedad.

Este monumento fue construido en Irlanda aproximadamente en el año 3000 a. C, es decir 1.000 años antes que el famosísimo monumento de Stonehenge, de Inglaterra. Permaneció oculto, como un montículo más, hasta el siglo XVII y fue restaurado a fines del siglo XX.
Se trata de un enorme montículo hecho de turba y de piedra tallada. En el interior del montículo hay un pasadizo de 18 metros que se adentra hasta un tercio del diámetro hasta una cámara funeraria que tiene un techo en voladizo que se eleva a una altura de 6 metros. El tejado ha permanecido casi intacto durante más de 5.000 años.

Lo que resulta sorprendente es que cada año, en la mañana del 21 de diciembre, solsticio de invierno, la luz del sol penetra en el pasadizo e ilumina el suelo de la cámara durante 17 minutos.

Newgrange
Monumento neolítico de Newgrange, en Irlanda

Mucho más famoso que Newgrange, el monumento de Stonehenge atrae cada día la curiosidad de centenares de personas. Se supone que la construcción de este gran monumento tuvo como finalidad utilizarlo como templo religioso, monumento funerario y observatorio astronómico que servía para predecir estaciones.

El día 21 de diciembre (solsticio de invierno en el hemisferio norte), cuando sale el Sol, su luz atraviesa el eje principal del monumento.

En el mismo día, el Sol se oculta atravesando nuevamente el eje principal.

Se han encontrado multitud de huesos de animales y objetos que evidencian que se celebraban grandes fiestas, probablemente al anochecer.

Stonehenge
Monumento de Stonehenge, en Inglaterra

Se han descubierto numerosas construcciones antiguas que se construyeron para destacar esta peculiaridad del movimiento solar. Algunas de ellas son Huaca de Chena, en Calera de Tango cerca de Santiago de Chile, los ushnus construidos por los incas, y el observatorio llamado Caracol en Chichen Itzá.

En el siglo XX, entre los años 1973 y 1976, la artista estadounidense, Nancy Holt (Massachussets), construyó en el desierto de Lucin, Utah, una obra monumental llamada "Túneles del Sol".

Consiste en cuatro tubos de hormigón de 2,7 metros de diámetro y 5,5 metros de largo dispuestos en forma de una gran X con el fin de alinearse con la puesta y la salida de Sol del solsticio.

En la imagen que muestro, abajo de este texto, una magnífica fotografía de los Túneles del Sol, que se publicó en la web de Observatorio el 23 de diciembre de 2011.

Túneles del Sol

Túneles del Sol

Crédito: Arne Erisoty . Fotógrafo estaounidense. En esta fotografía tomada a través del túnel, el Sol se encuentra justo sobre el horizonte. La fría y nublada puesta de Sol casi coincidió con el solsticio de invierno de 2010.

Visto desde la Tierra, es fácil observar cada día, que tanto en la salida como en la puesta del Sol, aparentemente el Sol se va moviendo un poco cada día hacia el Norte hasta el 21 de diciembre. En ese día el Sol se detiene en su marcha hacia el norte (solsticio de invierno en el hemisferio norte). A partir del 22 de diciembre, el Sol se mueve un poco cada día hacia el sur durante hasta el 22 de junio, día en el que parece detener su avance hacia el sur (solsticio de verano para los del hemisferio norte).

La existencia de los solsticios está provocada por la inclinación del eje de la Tierra sobre el plano de su órbita.

El eje de la Tierra se encuentra inclinado 23º 27' con respecto al plano de la ecliptica.

El 21 de junio, la Tierra atraviesa el plano del ecuador del Sol. El hemisferio norte de la Tierra se encuentra inclinado hacia el Sol, por lo cual los días son más largos y las noches más cortas. De hecho, en los países nórdicos en esos días la noche dura menos de 3 horas.

En ese mismo día, 21 de junio, el hemisferio sur de la Tierra se encuentra inclinado en sentido contrario al Sol. Los días son más cortos y las noches más largas. En la Antártida, la noche dura casi 21 horas.

Eje inclinado

Una situación similar se produce el 21 de diciembre. Pero esta vez el hemisferio sur es el que se coloca inclinado hacia el Sol. Los días en las zonas cercanas al polo sur son muy largos. En cambio, en el hemisferio norte, las noches son las que duran más tiempo.

El 21 de septiembre, el Sol está situado en la línea del Ecuador. El día tiene la misma duración que la noche. A partir de esa fecha, el Sol va bajando cada día más al sur. En el hemisferio norte, los días se van acortando y las noches son cada día más largas. En el hemisferio sur pasa todo lo contrario: los días se alargan y suben las temperaturas.

El 21 de diciembre, el Sol llega al paralelo 23º 27' al Sur (al Trópico de Capricornio). El día en el hemisferio norte es el más corto del año. Muy al norte, se vive la noche polar. En cambio, en el hemisferio sur, el día es el más largo del año. A partir de ese día, el Sol empieza a volver al Ecuador.

El 21 de marzo, el Sol está situado nuevamente a la altura del Ecuador. El día tiene la misma duración que la noche. A partir de esa fecha, el Sol va subiendo cada día más hacia el norte. En el hemisferio norte, los días se van alargando y las noches son cada día más cortas.

El 21 de junio, el Sol llega al paralelo 23º 27' al Norte (Trópico de Cáncer). El día en hemisferio norte es el más largo del año, durando casi 21 horas en los países escandinavos. En cambio, en el hemisferio sur, el día es el más corto y la noche polar antártica es larga. A partir de ese día, el Sol empieza a volver al Ecuador.

Tierra inclinación

En el solsticio de verano, en el polo norte, en el círculo polar ártico, el Sol no alcanza a salir, solamente toca el horizonte del sur, sin ponerse tampoco. Es el único día en el que el Sol se mantiene sobre el horizonte las 24 horas. Algo similar sucede en el polo sur, en la Antártida.

Ir a la página inicial